Aves y Caza Carnes y Guisos Ensaladas y Verduras Entradas y Huevos Pastas y Arroces Pescados y Mariscos PostresSopas y Cremas Microondas

Ensalada de escarola con jugo de tomate al ajo





Vínculos patrocinados de interés

 


 

GUARDA ESTA RECETA EN TU COMPUTADORA

Aquí te dejamos la descarga de esta receta en formato html para que puedas guardarla en tu computadora e imprimirla.
Vínculo Patrocinado




Nota: para poder abrir archivos html solo necesitas tener instalado internet explorer u otro navegador web.
download
Si no funciona la descarga en tu navegador de internet guárdate la pagina llendo "archivo" del menu superior y selecciona "guardar como". Esta aclaracion te la damos ya que en el algunos de los navegadores no suele funcionar bien el link de descarga.



Ingredientes para cuatro raciones:


1 escarola
1 tomate maduro
3 dientes de ajo
Aceite de oliva virgen extra
1 limón
Opcional: Un poco de queso de Gamoneu, o d’afuega’l pitu blanco

Elaboración:


Como toda verdura que se va a consumir en crudo, la escarola debe lavarse bien, y dejarse una media hora a remojo en agua muy fría con un par de gotas de lejía.
Luego se vuelve a aclarar, y las hojas se parten al tamaño oportuno para poder ser comidas sin mancharnos de aliño las orejas.
Mientras la verdura se desparasita, vamos a ir friendo los curruscos, o picatostes, de pan.
Debe ser pan duro, que se corta en daditos, del tamaño de un dado de póker. Se pueden perfumar salpicando por encima un poco de agua en la que previamente habremos machacado un par de dientes de ajo. Luego se fríen en abundante aceite bien caliente, y se reservan.
Ahora vamos con el aliño.
En un bol de porcelana, o cristal, ponemos dos dientes de ajo muy finamente picados, y un puñadito de sal semigruesa, o en escama; añadimos un chorrito de aceite de oliva, y con el mortero removemos procurando aplastar el ajo. Se formará un amasijo de dudoso aspecto. Entonces añadimos más aceite (según gustos y restricciones de los comensales) el zumo de medio limón, y batimos.
Veremos cómo emulsiona hasta parecer una mahonesa cortada. En ese momento partimos un tomate bien maduro al centro, y lo estrujamos con la mano hasta que solo nos quede un amasijo de pellejos. Se bate de nuevo y se prueba para ver cómo está de sal.
Ya con el aliño, los curruscos y la escarola solo falta montar la ensalada, y eso es tan sencillo como poner las hojas cortadas en una ensaladera grande, rociarla con el aliño de toma, remover bien, y adornar por la superficie con el pan frito.
Así ya es una delicia, pero si queremos rendir a nuestros pies al más ferreo adversario (o adversaria, según sea el sexo, o preferencias del artista) podemos repartir también unos trocitos casi desmenuzados de queso de Gamoneu, o de algún Cabrales suavín. Hasta un afuega’l pitu puede darle mucha gracia a esta ensalada.




 
Sitios amigos
Recetas en portugés
Dietas

 
www.recetasycomidas.com © 2006 Todos los derechos reservados